Aprendiendo del cine: el documental «Trumbo y la lista negra»

20 mayo 2016

Trumbo_y_la_lista_negra-448584009-large

En estos días en que la libertad de expresión se está convirtiendo en un lujo, recomiendo muy mucho este documental, basado en cartas y en intervenciones en la televisión de Dalton Trumbo. Y que es un complemento perfecto a un post anterior sobre la película «Trumbo: la lista negra de Hollywood». Me parece mucho más interesante este documental, tanto para conocer al personaje como para comprender su punto de vista y cómo vivió personalmente el hecho de haber sido incluido en la lista negra. Una de las cosas que quiero destacar es que Trumbo tenía claro que era la industria del cine, no los poderes públicos, quien le estaba haciendo la vida imposible. Un aspecto que ha pasado desapercibido en las críticas que he leído sobre la película. Quizá sea una cuestión de hegemonía: estamos más acostumbrados a ver la paja en el poder público que la viga en el poder privado.

 


Autobombo: El retorno en frontera en Ceuta y Melilla (o las “expulsiones en caliente”): un supuesto de derecho administrativo del enemigo

9 mayo 2016

REDA

La Revista Española de Derecho Administrativo me ha publicado en su número 174, (octubre a diciembre de 2015), páginas 401 a 433, el artículo “El retorno en frontera en Ceuta y Melilla (o las “expulsiones en caliente”): un supuesto de derecho administrativo del enemigo”.

Intento plantear las bases y metodología para la aplicación de la categoría derecho administrativo del enemigo. Una categoría jurídico-política que considero que puede utilizarse como herramienta de análisis general.


Trumbo: la lista negra de Hollywood; una película para entender qué es el fascismo social

7 mayo 2016

Trumbo cartel

Uno de los méritos, en mi opinión, de la película Trumbo: la lista negra de Hollywood es ejemplificar lo que Boaventura Sousa Santos define como fascismo social (puede verse el capítulo 9 de su libro Sociología jurídica crítica. Para un nuevo sentido común en el derecho). El fascismo social es un tipo de fascismo producido por la sociedad en vez de por el Estado; lo que no significa que éste último no intervenga. Implica la existencia de un Estado democrático y una sociedad fascista. En mi opinión, un aspecto importante de la noción de fascismo social es que pone el foco en la importancia de los abusos y violaciones de derechos que llevan a cabo sujetos y poderes privados.

 

En la película esto se pone de manifiesto a través de la lista negra que ponen en marcha los estudios cinematográficos, con la ayuda del poderoso sindicato de actores. Un sistema que garantizaba que no se contrataría a nadie sospechoso de ser comunista o de simpatizar con ellos.

 

Creo que es interesante destacar que el poder público tuvo un papel secundario en el establecimiento de la lista negra, aunque comenzó con la Comisión de Actividades Antiamericanas. Dalton Trumbo apenas pasó un año en prisión por haber sido condenado por desacato al Congreso al haberse negado a responder a la pregunta de si era miembro del Partido Comunista y delatar a sus compañeros. La lista negra se aplicó durante más de diez años. Estaba planeada como una especie de pena de muerte civil laboral, impuesta al margen de cualquier regulación legal y al margen de cualquier procedimiento. Poder puro y duro que se ejerció sin ningún límite de tipo jurídico y de una forma totalmente despótica. A pesar de que Trumbo lograra sortear la prohibición al precio de ser explotado y autoexplotarse en el mercado negro de guionistas.


El comercio de armamento en España

3 mayo 2016

CiJ imagen

El Centre d’estudis Cristianisme i Justícia me ha publicado este artículo divulgativo en el que intento dar una visión de conjunto sobre cómo funciona el comercio de armamento en nuestro país.

 

El comercio de armamento en España (pdf)


El comercio de armamento como instrumento de intervencionismo militar internacional

30 enero 2016

DGC-140901-Defensa-Material-Ucrania-01-M

El Gobierno español está utilizando el comercio de armas como un instrumento de injerencia militar en las relaciones internacionales. En septiembre de 2014, el Gobierno español donó 300 cascos y 500 chalecos antifragmentos a Ucrania, en el marco de las medidas de apoyo adoptadas por la OTAN. También durante 2014, el Gobierno autorizó la exportación de armamento a Irak por valor de 96 millones de euros. Según manifestó el Secretario de Estado de Comercio ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, las exportaciones a Irak respondían a un cambio de criterio en relación con dicho país con el fin de contribuir a la lucha contra el denominado Estado Islámico. Cambio de criterio que obedecía a los acuerdos alcanzados en el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea de agosto de 2014.

 

Estas exportaciones, son contrarias a los criterios legales para otorgar autorizaciones de armas, criterios que se orientan a prevenir conflictos y a evitar violaciones de derechos humanos. En esta cuestión, resulta problemático que los países de la Unión Europea consideren que son legítimas las exportaciones de armas «con fines humanitarios», categoría en la que podrían incluirse las transferencias españolas de armas a Ucrania e Irak de 2014.

 

La injerencia a través del comercio de armamento es más opaca y supone un menor grado de intensidad que intervenir militarmente a través del envío de tropas. Por ello, supone un menor coste político para el Gobierno que las adopte. Y ello, a pesar de la incoherente política de control de las exportaciones que practica el Gobierno español. Mientras que, por un lado, se autoriza la exportación de armamento a Irak para favorecer la lucha contra el Estado Islámico, por el otro, se autorizan transferencias a países que apoyan abiertamente a dicha organización terrorista: Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. En 2014, se exportó armamento a Arabia Saudí por valor de 292 millones de euros (un total de 755 millones durante el período 2005-2014). En el caso de Emiratos Árabe Unidos, aunque no se exportó nada en 2014, en 2013 las transferencias ascendieron a 717 millones de euros (719 millones en el período 2005-2014).

 

Todos estos datos ponen de manifiesto la política irresponsable del Gobierno español en materia de comercio de armamento, en la que priman los intereses comerciales y de política internacional frente a la prevención de conflictos y la protección de los derechos humanos. De los casos conocidos, el ejemplo más escandaloso fue la exportación de bombas racimo a Libia, por valor de casi cuatro millones de euros en 2008. Bombas que fueron utilizadas en la guerra de 2011.


El comercio de armamento en España (vídeo)

29 enero 2016

Aquí podéis ver el vídeo de mi intervención en la jornada “Cultura de paz y control de armas” en La Morada de Madrid.

Primero aparece la intervención de Ana Barrero, de la  Fundación Cultura de Paz (mi parte desde el minuto 24.30).


El comercio de armamento en España

22 enero 2016

rrss_cartel-22-enero-08

 

Aquí os dejo las transparencias de mi intervención en La Morada de Madrid hoy viernes 22 de enero de 2016.

Espero que pronto suban un video a You Tube.

 

El comercio de armamento en España


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.