Una reflexión sugerida por El futuro es un país extraño

futuro pais extraño

El historiador Josep Fontana concluye su último libro El futuro es un país extraño. Una reflexión sobre la crisis social de comienzos del siglo XXI con estas palabras:

«No se trata, sin embargo, de limitarse a resistir, sino que hay que aspirar a renovar lo que se combate. La lección de los campesinos que han pasado de la demanda de reformas a la formulación de nuevos programas agroecológicos, desarrollados en un entorno de cooperación, es un ejemplo aleccionador. La tarea más necesaria a que debemos enfrentarnos es la de inventar un mundo nuevo que pueda ir reemplazando al actual, que tiene sus horas contadas.»

Creo que los juristas también debemos contribuir a inventar un mundo nuevo, porque el derecho tendrán algún papel en ese nuevo mundo. A bote pronto se me ocurre, por ejemplo, exigiendo transparencia en la actuación de los poderes tanto públicos como privados y abriendo cauces para el control ciudadano de la actuación de tales poderes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: